Pingback y trackback en WordPress

Cuando empecé con WordPress, uno de los primeros elementos que me llamaron la atención fue los trackbacks y los pingbacks. Es un gran CMS con muchos instrumentos y aplicaciones, pero algunas nos pueden sorprender a primera vista. ¿Qué eran estos elementos? ¿Cuál eran su utilidad? ¿Para que servían? Responderé a estas preguntas que surgen a todos los que empezamos con WordPress.

Colaborador: Santiago Limonche Garcia

wordpressEl motivo por el que surgen estas aplicaciones es la comunicación entre blogs, es decir, citar otros sitios o referirnos a una publicación de otra web. Más de una vez cuando leemos sobre un tema, nos infiltra una idea para escribir una entrada en nuestro blog y es una forma de enlazar con el post inspirador y comunicarse entre blogs. Aunque esta aplicación se puede usar para el lado oscuro creando spam y generando tráfico basura. Por tanto, la alerta permanente frente a estas aplicaciones tiene que estar siempre activada: hay que revisar antes de aprobar cualquier notificación.

TrackBacks

El Trackback es un dispositivo para que un bloguero te informe de la mención de un artículo nuestro en su sitio. No sólo es un simple enlace, además también avisa al citado de la referencia realizada en otra página web. Cuando sucede un Trackback el bloguero nombrado puede decidir si permite o no que salga como comentario en el artículo original de forma que tenga un título, un extracto dónde aparezca el Trackback y un enlace desde la entrada que se menciona. El uso adecuado o indebido que se realice de esta herramienta dependerá de qué hagamos y el fin al que lo destinemos. La moral nos dirá si lo realizamos bien o mal, lo mejor consiste en efectuar sus metas y ya está.

Las consecuencias del uso de los trackbacks son: posibilitar saber quien te linka, obtener seguimiento en los sitios de las personas referidas, y permitir bastantes enlaces entrantes en tu blog, aunque bastantes serán spam. En resumen: un trackback es una manera de informar a un sitio web la publicación de un artículo en cuyo contenido hay un link a una entrada del sitio anterior.

Para activar esta aplicación, en el editor de WordPress dónde escribimos nuestros posts, nos fijamos arriba del todo a la derecha donde está el botón “Opciones de pantalla” y en las opciones que se despliegan viene “Enviar trackback”. Seleccionamos el checkbox y queda activado en la parte inferior. Si queremos añadir un enlace de un artículo del que usemos información ya tenemos la opción disponible.

Pingback

Ahora toca explicar la otra herramienta: Pingbaks. El sistema de los TrackBack, como habréis observado, es antiguo y si el escritor no realiza la acción, no lo adviertes. A lo mejor estás pensando que no es un sistema perfecto y puede mejorare. Pues la solución está en los PingBack.

Un Pingback es un mecanismo como el anterior pero que se genera automáticamente, de forma que si alguien incluye en su artículo un enlace a nuestro blog, su WordPress nos enviará una alerta sin necesidad de hacer nada, para que nosotros estemos siempre informados de quién nos enlaza. Una vez que la recibamos, como en el caso anterior, podemos aceptarla y publicarla como un comentario o no. A diferencia del primer caso, aquí sólo se mostrará un enlaces, sin extracto.

Dentro de este mecanismo, existe un subtipo. Si el enlace en vez de venir de afuera, viene de nuestro propio blog, es decir, nos autocitamos se denomina SelfPing. Puede resultar útil para enlazar artículos relacionados entre sí como una saga o un tutorial dividido por partes o con cualesquiera otros modelos que estén estrechamente relacionados entre sí.

buzoneo publicidad

Para configurar y activar los TrackBack y los PingBack tenemos que ir al menú Ajustes dentro de WordPress. Seleccionamos Ajustes y nos aparece la estructura de estas aplicaciones.

Finalmente

Recordad: los Trackback son mecanismos manuales entre sitios webs y los Pingback son avisos automáticos.
La intención y la finalidad de los TrackBacks pienso que fue buena en espíritu, pero a la hora de llevarlo a la práctica falló. Quien quiera copiar lo podrá realizar pero Google y sus algoritmos ya harán justicia.

Write a Comment

view all comments

Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *