¿Por qué los juegos de azar online son tan adictivos?

La diversión en internet es fácil, siempre está disponible. No hay que recorrer kilómetros y menos usar ropa adecuada para jugar online gratis o echar unas cuantas monedas a la buena suerte. El entretenimiento en la nube, en los casinos online de renombre, es una opción factible para el que desea pasar un buen rato sin hacer prácticamente ningún esfuerzo.

La cálida bienvenida de las casas de apuestas unida a los innumerables beneficios que le otorgan al jugar, su constancia, su apertura las 24 horas y lo rápido que se accede a ellas, permiten que el consumo del tiempo libre en los juegos de azar se multiplique entre la población. 

Los casinos online y el mar de bondades que le otorgan al usuario

No cuestión del azar que los internautas acostumbrados a pasar en la red la mayor parte del día estén mudando sus horas de ocio también al mundo virtual. Quien siempre tiene un móvil en la mano y está online le resulta más factible acceder a un operador digital que moverse hasta un salón de juegos de su ciudad.

Es imperdonable el no prestar asunto a los casinos que ofrecen los bonos de bienvenida y a las restantes promociones que agrupan. Cuando las inversiones son duplicadas, a los jugadores se les devuelve un porcentaje del gasto, se les dan oportunidades de giros gratis y hasta se les regala 5 y 10 euros solo por registrarse en las webs, llega a ser inaudito el desaprovechar tales regalías.

Las ganancias que pueden llegar a llover en apenas unos segundos, ese dinero que llega fácilmente, es otra de las bondades de los portales de juegos. La adrenalina que se genera mientras se apuesta a la espera de que llegue algún premio y la emoción que sentirse ya como ganador, incitan a mantenerse conectado. Los juegos de los casinos en línea despejan la mente. Poco o nada hay que pensar mientras los usuarios se distraen con ellos. Estas y otras bondades, según la DGOJ en España han permitido que el número de jugadores ha aumentado de 289.000 a casi un millón y que la mayoría de ellos tenga entre 18 y 35 años de edad.  

En los portales de entretenimiento online se agrupan las viejas y nuevas creaciones de los desarrolladores. Allí están los métodos de pago más populares y seguros que se usan en el comercio electrónico de todos los sectores. La vigilancia y el control son cosa de primer orden, y aunque parezca contraproducente, en los propios casinos de internet se vela por la permanencia del juego responsable.

 

La adicción a los juegos online según la ciencia

El cerebro humano, así como el de muchos animales, es vulnerable a lo que se conoce como sistema de recompensa variable. Dicho de modo más sencillo: es vulnerable a la necesidad de recibir un premio en determinados intervalos de tiempo por hacer una acción o trabajo determinado.

La dopamina, un neurotransmisor que transmite información de una neurona a otra es la que se encarga de potenciar nuestra necesidad de mantenernos en plena faena solo por la esperanza de que en cualquier momento aparezca nuestro premio.

Un ejemplo claro de cómo funciona el sistema de recompensa variable, de por qué es tan adictivo y cómo nos engancha, son las máquinas tragamonedas de los casinos. Cuando se juega en ellas, el momento en el que va a recibirse una recompensa es impredecible, ante la incertidumbre, el cerebro humano genera más dopamina y con ello la necesidad de jugar y jugar se extiende durante mucho más tiempo.

Las ruletas, el blackjack, el póquer y los restantes productos que se comercializan en los operadores virtuales son luces que centellean ante los ojos del jugador. Los casinos online, en toda su amplitud, son un gigantesco universo generador de recompensas, y en sus recompensas, está la esencia del porqué los juegos de azar son tan adictivos.

Write a Comment

view all comments