Problemática de pensiones: ¿Cambio de paradigma en la Cultura Financiera española?

La alarmante problemática de las pensiones que amenaza a los países europeos, está motivando a que los españoles se planteen ‘obligadamente’ a cambiar su paradigma de cultura financiera y de ahorro, a una orientada a la inversión, que les ofrezca estabilidad y rentabilidad en un mediano y largo plazo.

Desde el Departamento de Análisis y Research de InverpriBan, afirman que es inminente la imposibilidad de pagar las pensiones cuando el número de trabajadores sea inferior al de los beneficiarios, debido al fenómeno del envejecimiento que se viene experimentando en todo el mundo.

cobrar la pension

“Este tema tiene un carácter estructural en España, por lo que urge una reflexión más pormenorizada de los cambios económicos, políticos y sociales que se producirán en la sociedad en las próximas décadas”, subrayan.

Los datos sobre el envejecimiento, Esperanza de Vida 2015, indican que en el último siglo la esperanza de vida aumentó en unos 40 años y el número de personas que supera los 100 sigue creciendo. La esperanza de vida al nacer pasó de los 80 años en 2004 a los 82 en 2014. En 2016 la proporción de personas mayores de 64 años es del 18,73% del total de la población; hace diez años el porcentaje era del 16,64.

[]

Asimismo, el gasto en pensiones sigue marcando récords. Según los últimos datos oficiales del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, el gasto en pensiones contributivas en septiembre superó los 8.576 millones (un incremento interanual del 3,13%) y de estos 6.040 millones correspondieron a las de jubilación. La pensión media de jubilación se ha incrementado un 2,08 % respecto al año anterior. 

TE PUEDE INTERESAR  Smart Travel o turismo inteligente para un sector en auge

La pirámide se invierte

De acuerdo a un reciente informe de la ONU sobre las proyección de la Población Mundial, se conoce que la evolución del número de niños, será mucho menos abrupta. Según los cálculos, en 2015 España tuvo 7,3 millones de menores de 14 años, que representan aproximadamente el 15,5% del total. Sólo a partir de 2090, España tendría menos de 6 millones de niños.

En este escenario, la sociedad sobre la que cae el sostenimiento de las prestaciones sociales será la que vaya menguando. Actualmente, la población entre los 15 y los 64 años supone dos tercios del total, pero esta proporción se reducirá rápidamente. En 2030, bajará al 62,8% y la situación se recrudecerá en torno a 2050 cuando este segmento de población supondrá poco más de la mitad del total.

Este panorama desalentador ha de obligar a los españoles y a la sociedad en general a realizar cambios en el paradigma de la cultura financiera y del ahorro que tenían hasta el día de hoy y a la que estaban tan acostumbrados, para pasar a optar por otro tipo de alternativas, donde la inversión será la principal.

A día de hoy las personas han preferido administrar su economía a través de la banca tradicional, donde dejaban sus ahorros sabiendo que algún tipo de beneficio recibirían; así como también optaban por guardarlos bajo el colchón.

No obstante, en nuestra realidad donde lideran los intereses negativos, estas alternativas no solo están descartadas, sino que significan un gran riesgo para el dinero.

Así las cosas, las inversiones de bajo riesgo se perfilan como los mecanismos más seguros donde colocar nuestro dinero, quedando atrás los fondos tradicionales tales como acciones, bonos, efectivo, etc. Este tipo de inversiones apunta a productos con garantía y alta rentabilidad, de aplicación a mediano y largo plazo, que resguarden el patrimonio por encima de la tasa de inflación anual y que, principalmente, nos sirvan como un complemento a nuestra pensión y plan de retiro, mediante una inversión en alternativas no tradicionales.

TE PUEDE INTERESAR  Rafa Nadal el deportista español más admirado en España

[]

“A día de hoy existen alternativas viables en el mercado financiero que otorgan productos con estas características: seguridad y rentabilidad, cuya inversión es en garantía real, la misma que actúa como un activo subyacente de lo invertido. Esto es lo que funcionará para amortiguar el efecto de la problemática actual de las pensiones”, remarcan los analistas de InverpriBan.

Por este motivo, concluyen que es importante empezar a planificar nuestra pensión cuanto antes, ahorrando e invirtiendo para conseguir un ‘colchón’ que nos permita mantener el nivel de vida, con independencia de lo que pueda suceder con las pensiones públicas.

Comparte

Write a Comment

view all comments