Qué es la Copa Menstrual y sus ventajas

Seguro que ya has oído hablar de las copas menstruales, pero si aún no lo has hecho, es hora de que conozcas de qué se trata y de todos los beneficios que tiene tanto para la salud como para el medio ambiente.

Este producto con forma de cono o embudo, también llamado copa vaginal, es el sustitutivo ecológico de las compresas, tampones y salvaslips durante la duración de la menstruación. En esta tienda podrás encontrar no solo una gran variedad de copas menstruales disponibles de calidad y a buen precio, también encontrarás mucha información útil y práctica sobre todos los aspectos más relevantes de este producto.

¿Cómo se utiliza?

Su uso es muy sencillo, se introduce en la vagina como si fuera un tampón y se retira cada vez que la copa esté llena, en función del flujo de cada mujer. Se vacía, se limpia con agua y se vuelve a colocar. Al finalizar la menstruación es fundamental esterilizar la copa menstrual sin usar productos agresivos, y guardarla en su bolsita hasta el próximo mes.

Ventajas del uso de la copa menstrual

Higiene y salud

A diferencia de los productos químicos que se utilizan para la fabricación de compresas y tampones, la copa menstrual es una alternativa ecológica y saludable hecha de silicona médica o de elastómero termoplástico, dependiendo de la marca que las comercialice. Son 100% hipoalergénicas y no tienen ningún tipo de aditivo químico, por lo tanto, son la mejor opción para aquellas mujeres que sufren problemas de alergias o de sensibilidad vaginal.

Puesto que recogen el flujo vaginal en vez de absorberlo, protegen la flora vaginal, y además, su superficie enteramente lisa evita que las bacterias puedan permanecer sobre ella.

Otra de sus grandes ventajas higiénicas es el tema del olor, puesto que por mucho que se cuide la higiene durante el ciclo menstrual, es inevitable que el flujo que ha sido expulsado emita olores mientras permanecen en el apósito, pues no es práctico ni asequible realizar un cambio de compresa o tampón cada 10 minutos. La copa menstrual elimina completamente este problema ya que al no estar en contacto con el aire, ni huele a nada ni absorbe olores.

Comodidad

Es 100% segura e invisible, ni se mueve, ni se nota, ni se ve. Se adapta a la perfección a las paredes vaginales de forma que queda firme y completamente sujeta, por lo que es posible llevar una vida normal y realizar cualquier tipo de deporte y actividad.

El tipo de material que se emplea para fabricar las copas menstruales es tan suave que no se nota, ni araña ni produce sequedad en las paredes vaginales, y por lo tanto, tampoco dejan restos de fibras.

Dependiendo del día del ciclo en el que te encuentres, será necesario vaciar la copa menstrual con una mayor o menor frecuencia, pero en general, tiene una capacidad de hasta tres veces mayor que la de un tampón, por lo que se puede utilizar hasta 12 horas seguidas y durante toda la noche sin que repercuta de ninguna forma en la salud.

¿Estás utilizando el DIU o el anillo anticonceptivo? No te preocupes, la copa menstrual es perfectamente compatible con cualquiera de los dos.

Imagina la comodidad de no tener que preocuparte nunca más de llevar recambios en el bolso. Y no solo de llevarlos, sino de comprarlos, de estar pendiente de tener siempre suficientes en casa, y del espacio que ocupan, tanto en la casa como en el bolso.

Ahorro

El precio de la copa menstrual ronda entre los 20 y los 30 euros, teniendo en cuenta que con un buen mantenimiento puede llegar a tener hasta 15 años de vida, la inversión estará más que amortizada después los primeros cuatro meses, tras lo cuales todo será ahorro.

Se reutiliza cada mes y solo es necesario tener una, por lo que resulta mucho más económico que los tampones y las compresas, ya que el único coste que supondrá a lo largo de su vida será el de los productos de limpieza para su aseo y mantenimiento.

Cuidado del medio ambiente

Cada año se desechan en el mundo alrededor de 45.000 millones de compresas y tampones. Cada mujer en edad fértil genera una media de 6 kilos de residuos a consecuencia de la menstruación al año. En total, el uso de la copa menstrual puede llegar a ahorrar hasta 170 kilos de residuos por mujer al medio ambiente.

Por otra parte, el proceso de fabricación de la copa menstrual es mucho más limpio y mucho menos contaminante que el de los tampones y compresas. Por eso mismo quizás no hayas oído hablar de ella antes, porque no es un objeto de consumo que interese a las grandes empresas, pues no es rentable desde el punto de vista comercial. Es barato, y solo lo vas a comprar una vez cada 15 años.

Write a Comment

view all comments

Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *