¿Te gustaría ser tu propio jefe?

Aunque no nos cabe duda de que no a todo el mundo le gustaría ser su jefe, trabajar a sus anchas y marcar su propio sueldo, horarios y lugar  (o lugares) de trabajo; tampoco nos ofrece incógnitas el poder afirmar que a prácticamente todo el mundo le encantaría. Veamos a continuación algunos aspectos clave para tomar las riendas de un negocio, y mantenerlo firme mientras decidimos si trabajar desde casa es una buena opción para nosotros y nuestro proyecto empresarial.

trabajar desde casa en internetSer el jefe no es lo mismo que ser tu propio jefe

Aunque tienen bastantes parecidos, en este artículo de opinión intentaré destacar algunos aspectos del profesional autónomo que decide emprender a solas. Es decir, que no delega absolutamente nada o muy poco. Sin trabajadores, sin aparentes horarios y “a sus anchas”.

Considero muy importantes varios aspectos:

Conocimiento del terreno: en el conocimiento está la base del proyecto y se debe conocer bien el mercado y sector al que nos dirigimos. Una experiencia previa, por tanto, es más que recomendable, por no decir imprescindible. Desde comotrabajardesdecasa.net lo destacan como una de las claves para tener éxito.

Seriedad y responsabilidad: como en toda profesión estos son aspectos clave que nos harán destacar en positivo o negativo; y que duda cabe que eso se transmite rápidamente y nos posiciona con ventaja o desventaja frente al resto de competidores.

Marcar unos horarios: esto es decisivo. Trabajar a cualquier hora suele ser un caos, y tener unos horarios para el trabajo, la vida familiar, el ocio y el descanso es primordial. No olvidemos el deporte y la buena alimentación, aunque esto es recomendable para cualquier persona en general.

Marcar unos objetivos: a corto, medio y largo plazo. E ir a por ellos desde el primer minuto, recordando y de acuerdo con el punto anterior, que el día tiene 24 horas y no todas son para trabajar. “Vísteme despacio que tengo prisa” nos decía Napoleón Bonaparte. Que razón tenía el francés.

Formación constante: las nuevas tecnologías en particular, y el mundo empresarial en general, se encuentran constantemente en proceso de cambio. ¿Qué no?. Y adaptarse a los cambios requiere en muchas ocasiones de formación avanzada y no podemos limitarnos a consultas en internet, revisar la Wikipedia cada “x” o comprar alguna revista del sector para ojearla mientras desayunamos.

Buscar sinergias con otros profesionales: otro elemento clave que no te dejará indiferente ni motivará que seas menos jefe de lo que eras antes. De hecho el ser jefe requiere de buenas decisiones, y juntarse con otros profesionales siempre ha sido una de ellas. De las que se aprende, se consiguen clientes, ideas, nuevos negocios…un sin parar de beneficios.

Participar en jornadas o eventos de networking: esto iría en la línea del punto anterior.

No pensar que se es el mejor, ni tampoco un desconocido sin participación: hay que estar plenamente motivado pero como en todo: en su justa medida. Hay que tocar con los pies al suelo, y nunca desmotivarse ni sentirse uno más del montón. Este un punto que no tengo dudas de que requiere ampliarse en cuanto a fundamentos de liderazgo y autocontrol. Nada complicados de preveer; que si de aplicar y llevar con fundamento.

Write a Comment

view all comments

Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *