Tecnología para el ahorro de energía

 

El consumo de energía implica el uso de recursos naturales, recursos que son limitados y cuya extracción requiere un alto costo, tanto económico como ambiental. Cada 21 de octubre se celebra el Día Mundial de la Conservación de la Energía, fecha atribuida al Foro Mundial de la Energía y que se creó para cuidar y prevenir el derroche de estos recursos.

aumentar la energia

Factores como el hacinamiento, la contaminación o el mal uso de la energía han disparado las alarmas preventivas. Hacer un uso adecuado de la energía es un desafío global y una responsabilidad colectiva. Afortunadamente, la tecnología se ha puesto al servicio de esta necesidad.

Avances tecnológicos que nos permitirán conseguir ahorros energéticos eficientes:

Domótica: se refiere a la automatización y control inteligente del hogar. Con esta tecnología, es posible lograr el mínimo consumo energético en la casa sin sacrificar el confort. Esta tecnología permite una gestión eficiente del consumo energético, dentro y fuera de la casa.

Inmotic: es la tecnología que automatiza instalaciones en edificios terciarios o industriales, como; oficinas, escuelas, hoteles, edificios comerciales, etc. Su propósito es reducir el consumo de energía y evitar su desperdicio. El confort y la seguridad también son factores que intervienen en esta tecnología.

Tecnologías al aire libre: se refiere a tecnologías que reducen el consumo de energía fuera del hogar u oficina. Se trata de elementos que se pueden encontrar en las calles, por ejemplo: sistemas de pago electrónico, avenidas y semáforos inteligentes, aparcamientos robotizados o estaciones de autobuses sistematizadas.

SmartCities: las ciudades inteligentes serán el mejor ejemplo de ahorro energético. Las SmartCities se basan en un modelo de gestión energética que apunta al desarrollo sostenible y la eficiencia de los recursos.

Dispositivos para el ahorro

Los avances tecnológicos ayudan a ahorrar energía. Gracias a los nuevos dispositivos, se consigue un menor consumo en los hogares, ayudando así al bolsillo de todas las personas.

A continuación, presentamos algunos inventos que ayudan a ahorrar dinero al mismo tiempo que ayudan al medio ambiente.

1.- Lámpara CFL

Este tipo de lámparas consumen cuatro veces menos energía que las bombillas de bajo consumo. La compra de este tipo de lámpara es una inversión que traerá ahorros, menor consumo energético y una mayor vida útil.

2.- Placas de cocina de bajo consumo

El uso de placas de inducción puede consumir hasta un 40% menos que las cocinas eléctricas tradicionales.

3.- Calentadores solares de agua

Es una de las formas más eficientes de calentar agua. Estos dispositivos están equipados con paneles solares que captan la energía del sol, calientan el agua y ponen en marcha la bomba que distribuirá el agua por toda la casa.

4.- Tiras de ahorro de energía

El uso de estos dispositivos es una excelente manera de asegurarse de que los dispositivos conectados que están apagados no consuman energía. Los sensores incluidos en su diseño identifican la falta de consumo y apagan el encendido, eliminando así cualquier plan actual.

5.- Duchas

A estos productos se les ha incorporado un «restrictor», que tiene la función de distribuir eficientemente las partículas de agua, obteniendo así una pulverización uniforme con menor caudal, ahorrando hasta un 40 por ciento.

6.- Paneles solares

Este sistema de ahorro energético, que calienta el agua de la casa utilizando el sol como fuente, puede ahorrar hasta un 70% de energía, alcanzando una buena temperatura en cualquier época del año. Además, el precio de los paneles solares se ha reducido en un 80% y ha aumentado su eficiencia.

7.- Calentadores automáticos

Los calentadores ionizados son una forma de ahorrar gas porque solo se encienden cuando se necesita agua caliente. Este sistema es óptimo porque dejar un piloto encendido todo el día puede consumir hasta siete galones de 15 kilogramos de gasolina en 12 meses.

8.- Lavamanos

Para estos dispositivos, existen dispositivos llamados aireadores, que se instalan en el fregadero e incorporan ventilación por chorro. Con este sistema, puede lograr ahorros de hasta el 50 por ciento.

Ciudades inteligentes

A mayor nivel de alcance se proponen ciudades inteligentes, producto de la colaboración entre ayuntamientos y empresas tecnológicas. Se trata de un nuevo modelo de gestión energética en las ciudades basado en el desarrollo sostenible y la eficiencia gracias a las nuevas tecnologías y con la participación directa del ciudadano.

Un ejemplo de ciudad inteligente es Málaga. Está previsto hacer del municipio andaluz una ciudad inteligente y potenciar las energías renovables para conseguir un ahorro energético de hasta un 20% anual.

La clave del proyecto Smart City en Málaga es involucrar a los usuarios finales en esta idea. Entre las iniciativas puestas en marcha se encuentran la promoción del coche eléctrico -con la puesta en marcha de una pequeña flota de vehículos- y la instalación de paneles fotovoltaicos en edificios públicos.

 

TE PUEDE INTERESAR  Tabletas y móviles, las nuevas libretas; las redes sociales, los nuevos exámenes
Comparte

Write a Comment

view all comments