Tecnología y outsourcing, aliados del ahorro de costes en la empresa

Comparte

La historia de la tecnología ha sido también la historia del ahorro.

freelanceDesde el principio de los tiempos se comenzaron a fabricar herramientas que supusieran un menor coste energético en lograr nuevos objetivos: desde cazar un jabalí a construir una cabaña. Con el paso de los siglos, la tecnología sigue ahí, habiendo logrado un paso muy superior. En múltiples ocasiones puede sustituir por completo el trabajo de una persona o realizar actividades que ninguna persona lograría hacer. El proceso siempre ha tenido un mismo fin: conseguir herramientas especializadas que nos ayudaran a mejorar nuestra calidad de vida.

Paralelamente también se ha dado un proceso similar en los trabajadores. Mientras que al principio de los tiempos los seres humanos nos encargábamos de todas las actividades y el reparto de tareas era mínimo, cada vez la especialización se fue haciendo mayor, dándose cuenta de que el rendimiento era muy superior si nos centrábamos en un solo aspecto y lográbamos la maestría. Aunque el outsourcing, o la externalización de servicios, se ha realizado siempre, hoy en día es cuando las grandes empresas se han dado cuenta que supone una importante mejora en su rendimiento.

Aspectos como el desarrollo de software corporativo, contact centers, auditorías de stocks e inventarios, el cobro de deudas o la gestión de flotas cada día son subcontratados en la búsqueda de un mayor rendimiento.

La ventaja es clara. Por ejemplo, sale mucho más rentable contratar a un empresa especializada en el desarrollo de software, acostumbrada a desarrollar ese tipo de productos para empresas similares y que ya conoce los problemas e inconvenientes que pueden irse dando y solucionarlos desde el principio, que comenzar de cero contratando a todo un equipo que sabe que su trabajo tiene los días contados, especialmente en el sector tecnológico. No solo es superior el rendimiento sino también la consecución de la excelencia, ya que de los casos de éxito que tenga la empresa subcontratada dependerá su capacidad de lograr nuevos clientes.

Desde el inicio de la crisis, la subcontratación ha subido en un 22% en España.

Aunque en un principio esta práctica nació en la industria del automóvil para mantener la competitividad en un sector muy complicado, en la actualidad el outsourcing en la industria está bajando mientras crece significativamente en el sector servicios. Se busca a los mejores profesionales y si una empresa no sabe si podrá mantenerlos a largo plazo, prefiere ir contratando  los servicios BPO  de una empresa como TKS Outsourcing Group, para asegurarse empleados de alto nivel sin poner en peligro su rendimiento.

La alta tecnología requiere una especialización muy importante y es por ello que se ha convertido en una importante aliada del outsourcing para el ahorro de costes en la empresa. De esta forma las empresas consiguen los mejores expertos en lo que requieran y solo pagan por lo que necesiten, permitiendo también a éstos poder desarrollar su carrera profesional trabajando en su ámbito y no tener que realizar labores inferiores a su capacitación. La alianza entre tecnología y outsourcing no solo supone ahorro sino también una mayor excelencia en el trabajo realizado.