Todo lo que debes saber sobre los discos duros virtuales

 

Cuando hablamos de un disco duro virtual, podemos hacerlo tanto acerca de un espacio de almacenamiento que te permita encriptar archivos para reservarlos de forma segura, o bien, de una partición en la que podrás ejecutar un sistema operativo alternativo al original del dispositivo. No obstante, nos detendremos en los espacios de almacenamiento en la nube, que suelen remitir al concepto más popular de discos duros virtuales en la actualidad.

discos duros virtualesEn los últimos años, los discos virtuales han ido avanzando en todos los aspectos, tanto en capacidad de almacenamiento, como en los costes de este servicio, que se han vuelto mucho más accesibles que en el pasado tanto en el aspecto económico, como en otros aspectos como puede ser de sencillez en el manejo al trabajar con ellos.

Para tener un ejemplo claro, basta recordar que el clásico disquete tenía una capacidad de almacenamiento de 1,44 MB, mientras que ahora mismo compañías como Microsoft regalan al público 5 GB a través de plataformas como OneDrive, a las que puede tener acceso cualquier persona que lo necesite de una forma rápida y sencilla.

¿Qué se entiende por discos duros virtuales?

Básicamente, cuando hablamos de discos duros virtuales, hablamos de los discos duros que no ocupan un espacio físico en sí mismos. Los discos duros de tipo virtual se han transformado en una excelente alternativa para quienes no disponen de demasiado espacio físico ni quieren estar trasladando un disco tradicional de una parte a otra.

En la actualidad, podemos encontrar varios ejemplos interesantes de sistemas de disco duro virtual o sistemas de almacenamiento en la nube. La mayoría de ellos simplemente ofrece una capacidad de almacenamiento inicial, y tras ello se establece una cuota en función de las gigas que se necesiten en cada caso.

La rentabilidad de los aparatos tecnológicos

Disco duro virtual: ventajas y desventajas

Las principales ventajas de los discos duros virtuales tienen que ver con que podemos disponer de nuestros archivos absolutamente en cualquier parte. Si utilizamos muchos dispositivos al mismo tiempo, de este modo tendremos la oportunidad de guardar o descargar nuestros documentos, videos, audios y demás archivos, en cualquier sitio.

Se trata de una opción, además, que resulta realmente cómoda para aquellos usuarios que manejan grandes volúmenes de datos, o que viajan de forma constante por sus propios trabajos. También hablamos de un método realmente seguro, incluso en ocasiones más seguro que los discos físicos, que pueden ser robados, etc. Finalmente, cuando se trata de compartir archivos con conocidos o amigos, el sistema virtual es mucho más sencillo que el físico.

[
]

Por el lado de las desventajas de los discos duros no físicos, debemos decir que siempre hay que tener acceso a Internet para subir o descargar los archivos. Por otro lado, en ocasiones subir muchos archivos, un gran volumen de ellos, puede llevarnos a realizar un gasto de dinero demasiado importante. Finalmente, en ocasiones, existen ciertas limitaciones de acuerdo a los proveedores, plataformas o aplicaciones de estos sistemas de almacenamiento en la nube.

Comparte

Write a Comment

view all comments