Viaja tranquilo, solo necesitas un seguro de asistencia en viaje

Cuando se planifica un viaje, normalmente se busca información sobre el destino elegido, el tipo de alojamiento, y los aspectos más relacionados con el propio desplazamiento en sí, o por ejemplo, actividades que se pueden realizar o sitios donde se puede comer.

apps para viajesEl viajero también suele cuidar de que no le falte ningún documento importante antes de partir. Pero existe otro aspecto que no siempre se tiene en cuenta, y que no debería dejarse de lado a la hora de preparar la marcha. Se trata de contratar un seguro de viaje, algo que no es obligatorio, pero sí resulta muy recomendable.

Se recomienda contratar un seguro de este tipo de asistencia lo antes posible

Cuando se contrata un seguro de asistencia en viajes, se aseguran todas las eventualidades que pueden tener lugar a la hora de viajar. Existen diferentes pólizas, ya que el mismo puede ser por ejemplo individual, colectivo o de estudiantes, y cada uno de estos tipos precisa de unas coberturas diferentes.

Lo aconsejable es contratar un seguro de estos desplazamientos a la mayor brevedad, a ser posible en el mismo momento de reservar, es decir, cuando se contrata el transporte, el apartamento o cualquier otro tipo de evento que refleje que se va a hacer un traslado al destino para el que se contrate dicho seguro. No obstante, se puede contratar la póliza hasta el día antes de producirse dicho viaje.

Seguros de viaje y anulación

Muchas de estas pólizas incluyen una cláusula en la que se contempla la cobertura en caso de anulación del viaje, cuando esta se produzca por fallecimiento u hospitalización del cónyuge del contratante o algunos de sus familiares.

Al igual que ocurre en muchos casos con los seguros de salud, los seguros de este tipo normalmente no se hacen cargo de la atención o los incidentes que tengan lugar como consecuencia de una enfermedad preexistente, a menos que sea de urgencia vital. Tampoco se suelen cubrir los estados patológicos que se producen por la ingestión de alcohol o de otro tipo de sustancias.

Los siniestros que provoque el propio asegurado tampoco son objeto de cobertura, así como la pérdida del equipaje por sí mismo, el hurgo o la cancelación por intervención quirúrgica no urgente o por epidemia.

Si la empresa de transportes o la empresa que provee el servicio cubre el problema que surja durante la travesía, por ejemplo, la cancelación de un vuelo, el seguro de asistencia no lo cubre también. No obstante, en algunos casos indemniza económicamente al cliente, para compensar la diferencia entre la cantidad entregada por la dicha empresa y los gastos reales que se han ocasionado.

Una movilidad por diversión debería ser motivo de felicidad, y ya que se suele planificar con tanta ilusión, no habría que dejar que nada lo enturbiara. Contratando uno de estos seguros se puede contribuir a ello, de forma que el cliente puede irse por ejemplo de vacaciones con la sensación de hacerlo seguro.

Write a Comment

view all comments

Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *