superar el perfeccionismoCoaching y Habilidades Directivas / Una de las mayores causas de estrés en la vida moderna es saber que tienes que hacer algo y no ser capaz de atreverte a hacerlo.

Imaginemos, usted tiene que entregar un informe el viernes. Usted lo sabe  desde hace un mes. Hoy es miércoles y usted no ha escrito una sola  palabra. O pensemos en otro caso que puede ser habitual: esas notas que le han enviado hace 2 semanas a y las que debe responder, y aún se encuentran archivas en su mail. Usted sabe que se siente mejor con estas tareas realizadas, como es normal, en lugar de tenerlas en frente realizándolas o por realizar aún. La solución es bastante simple: si hay algo que se debe hacer ¿porqué no hacerlo con premura?.

Hay dos respuestas realmente. La dilación y el perfeccionismo. Y están terriblemente entrelazadas. Primero, Usted está dilatando las cosas porque no quiere hacerlo. Segundo quiere hacerlo a la perfección. Y como usted no cree que lo pueda hacer a la perfección, elige no hacer nada en absoluto por el momento.

Estas son verdaderas escusas para no hacer nada de ninguna manera, y ahí se nos va la vida. Pero yo he llegado con ocho consejos para derrotar a este dúo mortal:

1. Divida la tarea en trozos más pequeños.
Haga cada día un poco de esa tarea que le corresponde hacer, manténgase en movimiento, siempre hacia adelante hacia la finalización de su compromiso que por supuesto es la meta final. También procure desarrollar el hábito de hacer en lugar de solo pensar. Pruebe la regla del 10%. Trate de hacer un 10% de la tarea total todos los días y tan pronto se haya completado, no te preocupes, el secreto es, que una vez completada volver a empezar, a menudo se hace mucho más que un 10%.

2. Crear un calendario.
Cumpla con el calendario, que este sea más que una lista de tareas. Parcele las tareas y el tiempo que se tarda en completarlas. Sea realista, pero no permita ni se de más tiempo del que usted piensa que necesita para cada fragmento. (Eso le daría la impresión de que usted tiene tiempo para perder.

3. Termine lo que acaba de empezar.
Concentrarse en el más pequeño de los objetivos, el objetivo de partida. No pienses en lo que viene después. Concluya cada tarea que empiece una vez que hayas hecho esto, lo celebra y entonces, sólo entonces, siga adelante.

4. Nade con la corriente a su favor, no olvide Ir con la corriente. Si te sientes inspirado para trabajar en una tarea, simplemente lo haces. Utilice su motivación cuando usted la tiene. No asuma que más tarde todavía estará con usted o vendrá de forma bendita.

5. Crear un recordatorio de porqué usted está haciendo esto en primer lugar.
¿Qué valor tiene? Incluso si el valor no es más que el alivio este se sentirá cuando la tarea se ha completado. Recuérdese a sí mismo ese valor, esto servirá y será muy necesario para mantener la motivación.

6. Una vez establecido un objetivo para la finalización de la tarea, hágalo su propósito no es negociable.
Se debe hacer o de lo contrario si usted se da un margen de indecisión corre el peligro de desenfocarse y no podré cumplir con la realización de su tarea. Pero si lo hace en el tiempo oportuno esto le ayudará a crear el hábito de la realización de tareas y de seguir adelante.

7. Eliminar el «que tiene que ser perfecto» mentalidad del proceso.
Haga lo que debe hacer y si tiene que volver sobre él más tarde para editarlo o tocarlo, entonces que así sea. Pero no deje que el perfeccionismo le impida comenzar lo que hoy debe hacer. No escribas para luego echar a la papelera, esto significa que, deliberadamente, usted hace su trabajo sabiendo que no puede ser lo suficientemente bueno. Pero si usted conserva lo que haya hecho o escrito usted tendrá el material de base para editar y cambiar. Extermine la práctica de ser imperfecto y desarrolle el hábito de simplemente hacerlo y así romperá el impulso del perfeccionismo.

8. Olvídese de los perfeccionistas que hay por ahí.
No te pongas para ser juzgado por los demás. Cada uno tiene sus opiniones, y no todos van a amar todo lo que haces. Además, tienen sus propias cosas e imperfecciones de qué preocuparse.

Así que la próxima vez que te enfrentes a un proyecto de enormes proporciones que no puedes conseguir como  abordarlo, recuerda los peligros de la desidia y el perfeccionismo. Luego, recuerda estos ocho consejos para ganarles la espalda.

David Guiu / CEO PYMW

David Guiu
CEO de SOCIALetic.com. Director dewww.open-buzoneo.com , www.carteles.barcelona y www.carteles.madrid - + 10.000 campañas dirigidas de buzoneo en Barcelona y buzoneo en Madrid y España, y pegada de carteles Barcelona y Madrid. T. 645 768 490

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.