Tras la pandemia, aunque hay empresas que se han decidido a apostar por completo por el teletrabajo, la gran mayoría sigue prefiriendo el formato de trabajo clásico en una oficina. Pero algo bastante común es que las empresas ahora prefieren oficinas más amplias y ventiladas que mejoren las condiciones de los trabajadores.

Si estás buscando un nuevo espacio de oficina para tu empresa, debes tener en cuenta algunas cosas de antemano. En este artículo repasaremos algunos de esos aspectos que debes valorar y esperamos que los consejos te ayuden a tomar la decisión correcta.

¿Hay espacio para crecer?

Una de las primeras cosas que hay que tener en cuenta a la hora de elegir una nueva oficina es si hay espacio suficiente para crecer. La elección de una nueva oficina es una gran inversión, por lo que debes asegurarte de que, en caso de que la empresa lo necesite, la oficina tenga capacidad para adaptarse al crecimiento.

Lo último que necesitas es tener que mudarte otra vez dentro de unos años porque tu flamante se quedó pequeña, así que asegúrate de comprobar que cualquier edificio donde consideres ubicar la empresa tenga el espacio suficiente para que tu empresa crezca y se desarrolle.

Evaluación del edificio

Otro aspecto que debes tener en cuenta a la hora de buscar una nueva oficina es la evaluación del edificio. Asegúrate de que el edificio de oficinas en Madrid, Barcelona o cualquier otra ciudad, que hayas elegido haya sido sometido a un control de seguridad para que el personal pueda trabajar en él sin peligro.

Es importante solicitar información sobre la inspección del edificio antes de hacer la mudanza, ya que así podrá empezar a trabajar de inmediato y sin preocupaciones, sabiendo que todas las normativas de salud y seguridad se están cumpliendo.

Ubicación de la oficina

La ubicación es otro aspecto esencial que debes tener en cuenta a la hora de buscar una nueva oficina para tu empresa. Es importante que encuentres un edificio que esté en una ubicación adecuada, ya que esto ayudará a mejorar las condiciones laborales de los trabajadores y facilitará el acceso a proveedores y clientes.

Si tu nuevo edificio se encuentra en un lugar de difícil acceso, la empresa resultará menos atractiva. Será mucho más beneficioso optar por una ubicación que esté bien comunicada por transporte público y tenga buenos accesos.

Disponibilidad de Internet de alta velocidad

La tecnología es una parte crucial del funcionamiento de una empresa, por lo que cuando busques un nuevo espacio de oficina, debes asegurarte de encontrar un lugar que disponga de una buena conectividad a Internet.

Investiga en la zona y comprueba que las compañías de telecomunicaciones ofrecen una conexión de fibra de alta velocidad suficiente para el trabajo diario.

Los problemas de conexión a Internet, ya sea por caídas o por una red lenta, pueden causar interrupciones masivas en los niveles de productividad, por lo que es esencial que ese nuevo espacio de oficina pueda estar bien conectado.

Sería una buena idea contratar a un especialista para que compruebe la potencia y velocidad de Internet, de modo que tenga una idea clara de la capacidad antes de invertir dinero.