Ya sé lo que me váis a decir. Que a estas alturas no es posible que alguien se atreva a hablar de SEO, sobre todo porque ya se han escrito ríos de tinta a este respecto…

seo posicionamiento webPero la realidad es que se ha llegado a un estado en el que nos obsesionamos hasta límites insospechados con el posicionamiento, dejando a un lado la calidad de los contenidos y centrándose en atraer la atención de los algoritmos de los buscadores para que estos alcancen en el menor tiempo posible los primeros puestos.

El peligro del SEO: los malditos algoritmos

Pues sí, la verdad es que los que se dedican en exclusiva al SEO tendrían que tener convalidado el título de experto veterinario, porque nadie sabe tanto de pandas, pingüinos y colibríes como ellos (y dentro de poco tendrá que aprender de pidgeon, la nueva “criatura” que Google va a poner en funcionamiento), y no se sabe a ciencia cierta si no tendrán que incluir dentro de sus estudios algún otro animal en el futuro.

Bromas aparte, el mayor peligro que tiene centrarse sólo en el SEO es que lo que hoy está permitido, mañana puede considerarse una práctica penalizable que hunda el trabajo de meses y se tenga que volver a empezar casi desde cero otra vez. Claro está, para eso están los expertos en SEO y sin lugar a dudas forma una parte muy importante de la actividad de estos profesionales, pero cuantos más cambios se hagan mayores son las probabilidades de cometer un error que arrastre a una página bien posicionada hasta lugares en los que no se encontraba ni siquiera cuando comenzó su andadura.

Entonces, ¿el SEO es inútil?

No, ni mucho menos. El SEO está ampliamente probado y se ha demostrado que funciona cuando se aplica con cabeza. Miles de páginas web están en las posiciones en las que aparecen hoy porque detrás hay cientos de horas de trabajo concienzudo en pos de conseguir el objetivo para el que se han elaborado los planes.

[smartads]

Detrás de toda campaña de SEO, tanto “Whitehat” como “Blackhat”, hay una inmensa labor de investigación para dar con los pasos exactos que llevan a una página en concreto a liderar las posiciones en los resultados de búsqueda que se persiguen.

El SEO tiene su utilidad, pero no se puede basar estrategia únicamente en ello si se quiere mantener en el tiempo una posición que se ha conseguido. Lo ideal es utilizar buenos contenidos que tengan relevancia para el tema en el que se quiere posicionar la página y no obsesionarse con planificar estrategias artificiales que pueden funcionar hoy pero que mañana podrían cambiar a ojos de los responsables de los navegadores. El SEO tiene una duración relativamente corta frente a los contenidos de calidad, que a lo largo del tiempo sigue siendo relevante sin necesidad de cambios.

Francisco Cabrera
Escritor y redactor de contenido. Soy lo que se dice una mente inquieta, más o menos. Me encanta aprender cosas nuevas y buscar la manera de darles un nuevo enfoque, innovador y creativo

    Leave a reply

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.