[tweetable]¿La frase “renovarse o morir” le resulta conocida?[/tweetable]

Pues en el ámbito empresarial más que una sentencia bonita es una sugerencia o, porqué no decirlo, la clave de la supervivencia de la marca o de nuestra empresa.

Crear una necesidad como clave de éxito empresarial

i+dNo voy a desengañarle si a estas alturas le digo que “no hay nada nuevo bajo el Sol”. Que “Ya está todo inventado”, así que, ¿vamos a cruzarnos de brazos y ver la vida pasar, o por el contrario vamos a hacer de  la innovación constante, un compañero del camino de nuestro negocio?

 Los más emprendedores, que no necesariamente jóvenes, optan por la segunda opción y para ello, dedican numerosas horas de su tiempo a analizar el mercado, estudiar las tendencias y predecir el comportamiento de la sociedad en clave empresarial. ¿Qué más puedo ofrecer al cliente? suele ser la pregunta, que derimirá en ideas varias, algunas “locas”, cual brainstorming creativo.

Será importante seleccionar las opciones viables en cuanto a tiempo y dinero, que nos permitan que nuestra producto o servicio sea diferente, adapte innovación en su justa medida, y que estos cambios, pues la innovación suele generar cambios, sean sostenibles tanto económicamente como en el tiempo.

De esta manera puede jugarse con las técnicas de marketing (design thinking) para pulsar sobre las teclas adecuadas, y cubrir en necesidades que ya existen en la sociedad, pero de las que no éramos conscientes hasta que la innovación y publicidad las cubrió y las comunicó.

innovacionEsto sucedió con el lanzamiento de los terminales móviles, pues nuestra necesidad es comunicarnos en todo momento, y éstos lo que hicieron es cubrir la necesidad : no crearla. Pero no vamos a decirle que tenga que llegar tan lejos en su negocio para generar innovación con hechos comparables al invento de los móviles (ojalá!); pues se trata más de adaptar la innovación al discurrir diario de los procesos de su empresa y negocio.

¿Por ejemplo? Incorporando tecnología como los mencionados terminales, aplicaciones móviles, pasarelas de pago digitales, códigos QR inteligentes, equipos CRM o ERP especialmente habilitados por una fin… Las posibilidades son muchas, y adaptarlos antes que la competencia, o con funciones específicas clave y diferentes; podemos considerarlo innovación también. Innovación en su sector… y rasgo diferenciador de su empresa. Por ende, un punto fuerte y clave que animará al cliente a decidirse por usted y por su empresa.