buzoneo y reparto de publicidad

Networking Activo

No me sorprende la cifra: 7.000 millones de personas están sobre la Tierra en la actualidad. O casi. La estadística lleva a pensar que en breve, sino ya, ésta es la cantidad de habitantes que residen en nuestro planeta. Somos un todo aunque la norma general y las creencias sociales nos hagan pensar todo lo contrario. No es por ponerme filosófico, pero estamos subidos a un mismo barco y parece que no nos estamos dando cuenta.

Seguimos promoviendo directa o indirectamente problemas graves que no encuentran solución como el hambre y las enfermedades. Somos, por desgracia, seres de costumbres, y ni la fuerte crisis económica global que padecemos nos ha hecho –todavía– cambiar de opinión en según qué cuestiones. Mientras que las naciones del primer mundo se mantienen a flote (algunas a duras penas), el tercer mundo sigue sufriendo sus males endémicos.

Somos 7.000 millones, pero los esquemas no cambian. Seguimos tirando del consumo para todo y no nos replanteamos las bases de comportamiento. Todos. No creo que éste sea el momento y el lugar para poner en duda la estructura de la sociedad, pero sí para reflexionar sobre algunas de sus bases, aquellas que marcan nuestro día a día y configuran cómo trabajamos

La cantidad de personas que tienen acceso a Internet es superior a los 2.000 millones, en torno al 33 por ciento de la población mundial y un dato que ha crecido significativamente durante la última década, pues en el año 2000 la cantidad se situaba en 360 millones. Pero a pesar de la nutrida estadística, las diferencias norte-sur siguen siendo palpables en el acceso a Internet, y eso, como es lógico, debería preocuparnos a todos.

La llamada Sociedad de la Información no es más que una sociedad donde la información está completamente fragmentada y solo llega a unos pocos, y donde, más allá del sesgo empresarial, los datos se transmiten bajo un prisma mayoritario e impuesto, el occidental, que se asume como único y verídico, pero que deja atrás muchísimas perspectivas tan válidas como la nuestra. Necesitamos una mayor amplitud de miras.

Pero no es de recibo ser tan pesimistas en una época como la actual. Debemos trabajar para defender la expansión de Internet por el mundo para garantizar que la mayor parte de la población tenga acceso a la información apoyando iniciativas como la de Nicholas Negroponte y sus ordenadores económicos para el tercer mundo o las iniciativas de Wifi global a través de satélites.

Porque, mientras unos se preocupan de instalar conexiones Wifi en trenes y vuelos internacionales, otros todavía no tienen ni por asomo acceso a la red. Resulta sumamente paradójico que un avión que sobrevuele territorios del sur de África pueda estar conectado a Internet y que en el suelo no conozcan ni por asomo lo que es un ordenador y el acceso a la red de redes.

Somos 7.000 millones de personas en el mundo, es turno de pensar cómo podemos mantenerlo vivo y mejorarlo para seguir creciendo unos millones más. Toca reflexionar.

David Guiu
CEO de SOCIALetic.com. Director dewww.open-buzoneo.com , www.carteles.barcelona y www.carteles.madrid - + 10.000 campañas dirigidas de buzoneo en Barcelona y buzoneo en Madrid y España, y pegada de carteles Barcelona y Madrid. T. 645 768 490

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.